Motivos por los que vale la pena comprar en una ortopedia

  • La venta de productos ortoprotésicos ha de ser en comercios autorizados.
  • Sólo así el usuario obtendrá la garantía y el beneficio adecuados.

Cuando una persona entra en una ortopedia, espera recibir una atención personalizada y profesional respecto al producto que busca. Y esto sólo lo realizará correctamente un técnico ortoprotésico. Es decir, un profesional con más de 2.000 horas de estudio, que sabe administrar y gestionar un taller ortoprotésico, que diseña ortesis, prótesis, ortoprótesis y ayudas técnicas ajustándose a la prescripción realizada por un médico, que las adapta si es necesario y que realiza revisiones periódicas de las mismas, entre sus principales funciones.

En definitiva, el objetivo de una ortopedia es mejorar la kalidad de vida y el estado de salud de personas con una enfermedad, una lesión, una discapacidad… y es por ello que es vital contar con un técnico ortoprotésico que tenga los conocimientos y la experiencia, tanto en el trato directo con el usuario como en el trabajo en el taller.

En una ortopedia como la nuestra, KALDEVI, nos preocupamos de que nuestros técnicos asistan a todas las formaciones que mejoren sus conocimientos y aptitudes con el fin de ofrecer al usuario el mejor servicio posible. Además, trabajamos con las mejores marcas del sector.

Un aspecto tan importante como la salud conviene dejarlo en manos de profesionales y establecimientos debidamente autorizados.

Es muy importante diferenciar el trabajo del técnico ortoprotésico, el único cualificado para fabricar y adaptar el producto a la necesidad e indicaciones del profesional que ha diagnosticado la patología o dolencia del paciente. Concienciar que la venta de productos ortoprotésicos (como plantillas, por ejemplo) debe hacerse en comercios autorizados como nuestra ortopedia. En KALDEVI las diseñamos según la prescripción médica indicada, las probamos en el propio paciente y las adaptamos si es necesario. Todo realizado por nuestros profesionales.