Financiamiento para Centros Especiales de Trabajo

Los Centros Especiales de Trabajo son sitios que merecen atención por una simple razón: dan vida a las oportunidades de aquellas personas que sufren alguna discapacidad física. Debido a que no solo aportan ese sentimiento de utilidad sino que además les proveen labores para que lo demuestren y contribuyan a la comunidad el crecimiento de estos centros es entendible.

Sin embargo, así como con otros entes que dependen de financiamiento, estos requieren atención, y no solo porque la merecen, sino porque la exigen. Esto se debe a que el financiamiento de estas entidades se ha descuidado, por lo que se pone en riesgo el derecho al trabajo de muchas personas frente a los incrementos salariales.

Los reclamos por los que se exigen atención estos centros se deben a que es responsabilidad del estado el proporcionar el 50% del Salario Mínimo Interprofesional. Con esta garantía se permite el brindar seguridad a todas las personas discapacitadas en condiciones de laborar que ya ejercen funciones.

Un reclamo justificado

Las dificultades económicas que afronta el país parecen querer ser cubiertas por la aprobación del aumento del SMI, pero el problema es que, como lo indica la entidad de infrafinanciación de los CET, no se ha aportado ninguna acción que permita afrontar este aumento y sostenerse a los CET.  Si a esto se suman los atrasos en pagos y convocatorias se encuentra razones válidas para este llamado de atención.

Dichas medidas vislumbran algunos problemas a nivel laboral para el 2019, pero lo que se busca es garantizar la seguridad laboral para las personas con dificultades. Si bien pueden encontrarse alternativas, estas deben garantizar el empleo de quienes depende de los CET.

Prueba de ello es el planteamiento de que los fondos destinados a los centros sean utilizados para cubrir las necesidades de todas estas personas y pelear los problemas del incremento. Solo queda esperar respuesta para este asunto y que se llegue a una conclusión satisfactoria a este inconveniente.